Ecocriminología

Compartir

¿Podemos considerar los crímenes ecológicos como tal? ¿Debemos?

Según Potter (2017): “la ecocriminología surge como una ciencia social del crimen ecológicamente informada”.

No suelo citar artículos de criminología, pero voy a hacer una excepción con el de Esteban Morelle Hungría titulado Ecocriminología, la necesaria visión ecosistémica en el siglo XXI.

Además de sugerir la lectura, vamos a destacar un par de citas interesantes en el artículo de Morelle, que esperamos sirvan de inspiración para respetar, preservar y cuidar un entorno natural cada vez más castigado por el hombre y su actividad industrial y económica. Así como, esperamos que sirvan para incitar a la reflexión sobre el ecocidio y la responsabilidad de las acciones que se cometen diariamente contra la Naturaleza y los ecosistemas.

En el abstract del artículo, podemos leer: «La denominada perspectiva ecosistémica con un enfoque integral, entiende entre otros aspectos que, todas las especies existentes en el planeta forman parte de un mismo ecosistema global y, por lo tanto, están relacionadas. La confluencia de diferentes áreas de conocimiento como pueden ser, la sociología, ecología y/o psicología propician esta transformación de la Criminología verde en la conocida ecocriminología. Analizamos la metodología y la conformación de esta perspectiva con el resurgimiento de este planteamiento ante los retos actuales y, aludimos a los principales campos de estudio que puede acoger como pueden ser: el cambio climático, las presiones antrópicas sobre mares y océanos, el daño social generado e inclusive, el ecocidio, donde existe un nexo en todas ellas, el factor antrópico.» Morelle-Hungría E. (2020).

También nos gustaría destacar la siguiente conclusión:

«La preocupación de la Criminología verde por el daño ambiental y los crímenes verdes se han visto incrementados en las últimas décadas por el interés de todas las áreas de conocimiento sobre las consecuencias que la acción antrópica genera sobre el ambiente y los ecosistemas. Nuestra disciplina ha visto como ese grado de amplitud y laxitud para acoger diferentes posicionamientos o enfoques que tienen que ver con el daño ambiental, también puede ser el principal hándicap al no tener un unificado marco teórico en el que sustentarse.»

Coincidimos con Morelle en que «ha quedado evidenciada la relación intrínseca de nuestra especie con el resto de las existentes, donde a través de la ecología, nos permite analizar y estudiar con detalle como nuestras acciones pueden impactar sobre el planeta.»

Recomendamos la lectura del artículo, en el cual su autor también hace referencia al evidente cambio climático cuando nos recuerda que «puede ocasionar a su vez que, exista una disminución del suministro de agua dulce y de alimentos que podrá ocasionar movimientos sociales migratorios, aumentando las hambrunas y, llegando a hacer más incisivas las existentes en la actualidad».

Bibliografía:

  • Potter, G.R. (2017). Criminología verde como ecocriminología: el desarrollo de una ciencia social del crimen ecológicamente informada. En D. Rodriguez Goyez, H. Mol, N. South, y A. Birsman (Edits.), Introducción a la Criminología Verde: Conceptos para la Comprensión de los Conflictos Socioambientales.Bogotá: Fondo EditorialUniversidad Antonio Nariño.
  • Morelle-Hungría E. (2020). Ecocriminología, la necesaria visión ecosistémica en el siglo XXI. Universidad Oberta de Catalunya, Revista Electrónica de Criminología, 03-02,1-14.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *