El ensayo divulgativo en Ciencias de la Salud

Compartir

Tras la publicación de hábitos saludables, ya está disponible el segundo libro de la colección LAS Salud: El ensayo divulgativo en Ciencias de la Salud.

Este título de la colección es clarificador, por dos motivos principales:

El primero, porque aborda qué es y cuáles son las características del ensayo. Un texto eminentemente argumentativo, del que han derivado numerosas vertientes y enfoques, y que se ha utilizado en muchísimos temas y ciencias desde que Montaigne escribiera sus essais.

Ha servido pues para la divulgación, para abordar temas educativos, Filosofía, artes, política… Y esta obra de Luis Aguilar por tanto, sirve como amarre de partida conceptual sobre un género literario etéreo por la gran disparidad de textos que abriga; pero sublime a su vez por su alta capacidad de inclusividad, y especialmente por dotar al ensayista de la libertad necesaria para tratar casi cualquier tema que desee.

Y en segundo lugar, es clarificador porque asienta las bases de lo que su autor entiende por ensayo basado en la evidencia, y establece el tipo de ensayos que pretende recoger la colección LAS Salud. Un `evidence based essay´ que da nombre al título del libro: el ensayo divulgativo en Ciencias de la Salud.

Y es que, aunque el ensayo es un género que se ha utilizado mucho para divulgar la ciencia, no es fácil aunar la objetividad que requiere la divulgación científica (la imparcialidad del método científico), con una de las características que ha predominado clásicamente en el ensayo: la subjetividad del escritor y establecer un diálogo en base a sus juicios y argumentos.

He aquí donde radica la necesidad de abordar y definir el ensayo, tanto en su vertiente literaria y artística, que es la que ha predominado desde las Letras y las Humanidades; como desde una vertiente más científica, educativa, divulgativa y en el caso que nos ocupa: sobre temas de Salud.

Por eso, estamos convencidos de que este libro es interesante principalmente para tres tipos de lectores.

En primer lugar, es una colección de ensayo dirigida a público general, para todos los públicos, o como se ha denominado en algunas ocasiones, al gran lector. Por lo que ha sido escrito y pensado principalmente para el disfrute de todo el mundo al que le interese leer y aprender sobre temas relacionados con la salud (actividad física, alimentación y nutrición, etc.).

En segundo lugar, creemos que puede ser interesante para los profesionales de la salud, pues aunque no sea una obra especialmente dedicada a profesionales, profundizar brevemente sobre un tipo de textos argumentativos que son el eje literario de la divulgación científica, siempre será bueno. Además, leer buenos ensayos y literatura es un requisito primordial si queremos ser buenos oradores o divulgadores. Lo cual es una recomendación general, y no lo decimos precísamente por esta obra (los escritores solemos pensar que nuestra mejor obra está todavía por llegar).

Y en tercer lugar, puede ser interesante también para los escritores que se planteen alguna que otra incursión en este género ensayístico. De hecho, uno de los motivos que nos llevó a escribir el libro, fue apuntalar los cimientos del ensayo divulgativo para que sirvieran de base sólida a la recepción de nuevos ensayos para la colección LAS Salud.

En este sentido, incidimos en el enfoque y las características que a nuestro parecer debe tener un buen ensayo (científico pero también con cierta literariedad) para ser apto de publicación en una colección de ensayo sobre salud.

Y es que aunque lo fácil y deseable para muchas personas, sería simplemente traducir y trasladar las últimas evidencias, los últimos artículos y descubrimientos sobre salud a las páginas del ensayo; lo que realmente hace interesante un libro de este tipo es el enfoque y el estilo con el que se narra o articula dicha información. Esto, si nos movemos entre la asepsia de las evidencias científicas y nos alejamos de la subjetividad. Pero si preferimos aportar ciertas opinines, anécdotas, juicios o valores (que también es muy lícito en el ensayo), el estilo propio del autor tendrá todavía más peso en la asignación global de la calidad del ensayo.

Es una herramienta sencilla y orientativa para evaluar el grado de literariedad de los ensayos.

Aquí radica la complejidad de un ensayo divulgativo en Ciencias de la Salud: en sopesar ciencia y literariedad; en calibrar la objetividad y la subjetividad de quien escribe. En interpretar las evidencias y trasladar un mensaje adecuado y deseable a la sociedad, lejos de sensacionalismos o personalismos. No es para nada fácil, y de hecho, es complicado encontrar científicos que sean también escritores. Divulgadores en los que converjan estas dos profesiones, pues cada una de ellas conlleva mucho tiempo, estudio y dedicación.

Hacer fácil la lectura de determinados contenidos y conceptos, no es sencillo. Y convertirlo en una lectura amena, guiados por el interés del lector en el tema, tampoco se consigue tan fácilmente. En este ensayo divulgativo, esperamos aportar algunas ideas y sugerencias para ayudarte a ser un poco más crítico con los ensayos que caigan en tus manos, y con las referencias bibliográficas que contienen.

Y como colofón, si te sientes atraído por la escritura, quizá brote alguna idea interesante para esbozar algún que otro ensayo sobre salud. ¿Quién sabe?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *