Impuesto a las bebidas azucaradas

Compartir

Hoy lunes 1 de mayo de 2017, entra en vigor en Cataluña el impuesto a las bebidas azucaradas.

Con el objetivo de reducir el consumo de este tipo de alimentos insanos entre la población, y pese a la industria del “big soda” en fuerte oposición, al final parece que se implementará esta medida, pero, profesionales sanitarios advertimos que todavía no es suficiente.

La medida afectará a aquellas bebidas azucaradas que superen los 5mg/azúcar por cada 100 ml de producto, y en función de su contenido en azúcar y la capacidad de su envase.

Pero, ¿por qué es insuficiente?

Como ya expresamos en la carta abierta al Ministerio de Sanidad, la obesidad es una enfermedad multifactorial, y al haber muchas causas que tienen un efecto sumatorio sobre la incidencia de esta patología, debe abordarse desde un prisma holístico e integrador que promueva hábitos saludables sobre todo desde la educación, pero que también necesita de políticas efectivas como la que se implanta hoy en Cataluña.

Por lo tanto esto, además se debería acompañar de otras medidas, como por ejemplo: introducir educación alimentaria en los colegios e institutos, fomentar el consumo de fruta y verdura, aumentar estos impuestos a otros alimentos insanos como dulces, bollería, embutidos o comida basura (fast food), introducir Dietistas-Nutricionistas en la Sanidad Pública…

Carlos Casabona, pediatra que sabe bastante más que yo sobre alimentación infantil, está de acuerdo en que esta medida por sí sola es insuficiente.

¿Qué aumento de precio supone para el consumidor? ¿Será efectiva para mejorar la salud pública esta medida?

Bien, un bote de 33cl de cola, aumenta entre 3 y 4 céntimos de euro. Si hablamos de las botellas de 2L, la cuantía asciende a 0,24 €.

La recaudación prevista este año 2017 se sitúa en unos 31 millones de euros, según el proyecto de Presupuestos de la Generalitat.

Dinero que se puede utilizar para fomentar la salud de las personas, como por ejemplo subvencionando el acceso a alimentos frescos de origen vegetal como frutas y verduras, o las medidas que hemos propuesto anteriormente.

Todavía queda mucho por hacer.

Gracias por la lectura, y espero vuestra opinión.

Nos vemos la semana que viene y en Twitter: @luisaguilar_es

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *