¿Es necesaria la suplementación con omega-3?

Compartir

Los ácidos grasos (AG) omega 3 son ácidos grasos esenciales (es decir, que no fabricamos por nosotros mismos, y por tanto debemos consumir en cantidades adecuadas).

Son AG poliinsaturados, presentan más de dos insaturaciones en su cadena carbonada, y la primera insaturación se presenta en el carbono 3, de ahí su nombre.

Existen 6 AG omega 3, pero el ácido linolénico es el fundamental.

Entre las propiedades del omega 3 está la disminución del tiempo de coagulación de la sangre, y es un protector frente a enfermedades cardiovasculares.

Pero, ¿esto significa que nos tenemos que obsesionar con su consumo? Evidentemente no.

No es necesario tomar pastillas con omega-3, cuando resulta, que hay alimentos que de manera natural poseen este mismo nutriente.

Sin ir más lejos, el salmón, o algunos frutos secos como las nueces o las semillas de lino, alimentos próximos y presentes en nuestra sana Dieta Mediterránea.

Tomando una ración de pescado azul a la semana, y 4-6 puñados de frutos secos a la semana, y una alimentación variada, predominando el consumo de vegetales frescos, hortalizas y frutas, estamos ingiriendo una cantidad más que suficiente de omega 3, sin necesidad por supuesto de suplementación de ningún tipo.

No obstante, es más importante para nuestra salud cardiovascular movernos y hacer ejercicio.

Ya que el sedentarismo es uno de los mayores peligros para nuestra salud que existen hoy en día, junto probablemente el tabaquismo, el alcoholismo y una mala alimentación.

No ingerir suficientes verduras, hortalizas y cereales integrales conlleva en la mayoría de los casos una alimentación deficiente en fibra, lo cual está relacionado directamente con la incidencia de numerosas enfermedades como el síndrome del intestino irritable, diverticulosis, cáncer, u otras enfermedades cardiovasculares; por lo que antes de preocuparnos por la suplementación de vitaminas, minerales u omega-3, preocupémonos por ingerir aquellos alimentos que nos proporcionan los nutrientes que necesitamos.

3 comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *