Nutrición Basada en la Evidencia

Compartir

“La Nutrición Basada en la Evidencia (NuBE) es un modelo derivado de la Medicina Basada en la Evidencia (MBE) en el que se propone un método sistemático, explícito, transparente y establecido con anterioridad al inicio de la investigación documental para ayudar a que los profesionales que trabajan en el campo de la Nutrición Humana y Dietética y sus pacientes tomen mejores decisiones con el respaldo de las pruebas más rigurosas.” Eduard Baladía.

Es un proceso continuo y cíclico que se puede sintetizar en las siguientes fases:

  1. Formular las preguntas y búsqueda sistemática
  2. Establecer unos criterios de elegibilidad y seleccionar los artículos
  3. Lectura crítica, extracción de datos y síntesis
  4. Pasar de las pruebas (evidencias) a las recomendaciones
  5. Aplicación, evaluación y actualización continua.
Fases de la Nutrición Basada en la Evidencia

Todos los pasos son importantes en la NuBE, pero especialmente interesante es el tercer punto de lectura crítica. Conlleva un análisis de las publicaciones para averiguar si los datos son fiables. Dependiendo del tipo de estudio (revisión sistemática y metaanálisis, estudio aleatorizado de doble ciego, cohortes) se analizarán unos aspectos u otros.

Para la lectura crítica de revisiones sistemáticas  metaanálisis, se debe señalar si los autores han establecido y tenido en cuenta el riesgo de sesgo de cada estudio individual incluido en el análisis así como determinar el riesgo de sesgo inherente al propio meta-análisis. (E. Baladía).

Para esto se usan diversas herramientas como las escalas de valoración o checklist. Os recomendamos esta entrada del blog de Evidencia en Nutrición si os interesa el tema: Traducción de lecturas críticas DARE de metaanálisis, y os animamos a seguir investigando en la metodología e incluso a colaborar con nosotros; qué mejor manera de seguir aprendiendo que traduciendo lecturas críticas DARE (Database of Abstracts of Reviews of Effects) del Centre for Reviews and Dissemination (CRD) de la Universidad de York

Os animamos a echar un vistazo por el blog, hay traducciones muy interesantes como la de Mar Silva:

Asociación entre ácidos grasos procedentes de la dieta, circulantes y suplementos de ácidos grasos con el riesgo coronario – revisión sistemática y meta-análisis: lectura crítica DARE

 

Y la de Rafael Almendra-Pegueros:

La adherencia a la dieta Mediterránea puede enlentecer la tasa de detrimento cognitivo y reducir el riesgo de demencia – revisión sistemática: lectura crítica DARE

 

Un saludo y bienvenidos a la  Nutrición Basada en la Evidencia.

 

3 comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *