¿Estamos haciendo suficiente para prevenir la sarcopenia y la fragilidad?

Compartir

La sarcopenia es una enfermedad caracterizada por la pérdida de masa muscular y la fuerza que suele ir acompañada con el envejecimiento y la fragilidad.

Y se asocia con la discapacidad física, caídas, fracturas, fragilidad, mala calidad de vida y mayores costos de atención médica.

El estilo de vida sedentario, los malos patrones dietéticos y el aumento de la esperanza de vida tendrán un impacto dramático en la prevalencia de esta enfermedad en un futuro, como indican investigadores como Camila et al.

anciano fornido

El entrenamiento de fuerza se ha demostrado como la principal estrategia para prevenir y revertir los efectos negativos asociados a esta patología.

Aunque uno de los problemas principales a la hora de afrontar esta patología, es que las guías no reflejan las últimas evidencias en prescripción de ejercicio de fuerza. Por lo que urge la necesidad de pautar cantidad, tipo, frecuencia de entrenamiento y descanso, con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas que sufren sarcopenia.baile y senectud

Otro de los problemas para afrontar el tratamiento adecuado de esta patología, es que muchas veces no se cuenta con el profesional de referencia, en este caso, el educador físico deportivo o licenciado en CCAFyDE, que va a ser quien deba implementar, prescribir, desarrollar y supervisar el entrenamiento en personas mayores. A ser posible con un buen equipo multidisciplinar que trabaje desde diferentes áreas, ya que en la senectud, aparecen múltiples patologías que requieren el consejo de diferentes profesionales ya que suelen ser personas con patologías asociadas y que suelen tomar varios fármacos, los cuales tienen diferentes efectos adversos, y algunos de ellos pueden contraindicar determinados ejercicios.

Así, compañeros como Molina, Abizanza o Izquierdo, han publicado mucho en esta línea, en la que han dejado patente que el ejercicio multicomponente, centrado en la fuerza, la potencia, el equilibrio, la resistencia, la coordinación y la flexibilidad, es la piedra angular para prevenir la fragilidad en el anciano mayor, y especialmente, reducir las caídas, y las nefastas consecuencias para la salud que implican. De todas estas cualidades físicas y habilidades motrices que componen los programas de ejercicio multicomponente, los programas que involucran fuerza, potencia, resistencia y equilibrio, son los que más beneficios presentan para los pacientes ancianos con fragilidad.

anciano petanca

Además, los beneficios del ejercicio, superan el plano físico y de prevención de caídas, y mejoran otros parámetros de salud relacionados con la calidad de vida: mejorar autoconcepto y autoestima, reducción de depresión y ansiedad, control de la composición corporal, y además, pueden facilitar la adquisición de otros hábitos saludables, como puede ser dejar de fumar o comer saludablemente.

Para concluir, volver a comentar que el ejercicio y una adecuada alimentación son los pilares para prevenir y tratar la sarcopenia, y la fragilidad. Pero no hay que olvidar otros factores como los socioeconómicos, familiares, recursos y entorno cercano…

Hacer políticas eficaces para abordar esta realidad de manera efectiva y pensando en el medio y largo plazo se hace necesario y obligatorio, desde el punto de vista ético. Y además invertir en prevención primaria (en materia de educación físico-deportiva) ahorrará costes significativos a la sanidad del futuro.

 

REFERENCIAS

Camila L.P. Oliveira, Isabelle J. Dionne, and Carla M. Prado. Are Canadian protein and physical activity guidelines optimal for sarcopenia prevention in older adults? Appl. Physiol. Nutr. Metab.00: 1–9 (0000) dx.doi.org/10.1139/apnm-2018-0141

http://www.pennutrition.com/enews.aspx?id=63#590

Rafael García-Molina, Marta C. Ruíz-Grao, Alicia Noguerón-García, Marta Martínez-Reig, Mariano Esbrí-Víctor, Mikel Izquierdo, Pedro Abizanda. Benefits of a multicomponent Falls Unit-based exercise program in older adults with falls in real life. Experimental Gerontology 110 (2018): 79-85.

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *