DN en la sanidad pública ¡YA!

Compartir

El pasado domingo 10 de mayo, se celebró en Madrid una manifestación que pidió a gritos la inclusión de DN como profesionales sanitarios dentro de la sanidad pública.

Muchos de mis compañeros de carrera, estuvimos allí, no sólo en una lucha justa y necesaria por poner nuestra profesión en el lugar que se merece, sino también por los pacientes, por la gente de a pie, por la gente que no pudo estar allí ese día, y sobre todo, por la gente que no sabe que un nutricionista puede mejorar la recuperación de su enfermedad con unas pautas alimentarias durante el postoperatorio, que también podemos ayudar en personas con cáncer, hipertensos, diabéticos, y un casi infinito etcétera, que hace incomprensible la exclusión de los DN dentro del equipo multidisciplinar que traten estas patologías.

Marea blanca del 10 de mayo #Sanidad Desnutrida
Marea blanca del 10 de mayo #Sanidad Desnutrida

Esta entrada en principio, hablaría de la necesidad de que haya Dietistas-Nutricionistas y Técnicos Superiores en Dietética  en los Hospitales, pero vista la discrepancia de opiniones, me parece más interesante ampliar un poco la polémica entorno a este tema. Pero sólo un poco.

Ante todo agradecerle a Andreu su entrada, que aunque supongo que ya conocerá que hay muchos caminos para conseguir un mismo objetivo, una de las claves principales para la pérdida de peso son los hábitos y la constancia.

Pancarta durante la manifestación
Una de las pancartas durante la manifestación.

En estos tiempos que corren, parece complicado cualquier tipo de reforma sanitaria. Más aún cuando vamos hacia un modelo cada vez más privatizado y elitista de sanidad; en el que el triste panorama que vemos en las películas americanas de muerte a las puertas de hospitales parece estar cada vez más cerca.

Pero no todos estamos callados ante el tedioso avance de la apatía insuflada por los partidos políticos, no todos emigramos, aunque sea la salida profesional más viable. Seguiremos haciendo ruido, por nuestra Salud.

El día que la Nutrición fue una marea pasará a la historia por ser el comienzo de algo grande, el epílogo de una necesidad cada vez más evidente. La lucha sigue, ha cambiado el escenario y ya no estamos en la calle, ahora nos queda nuestra pequeña consulta y la magnanimidad de internet. Ya avisaba Juan Revenga en su blog, que la convocatoria no pasaría desapercibida, y así fue. Ante el Ministerio de Sanidad se exigió de manera unánime ¡más sardinas, y menos estatinas!

Siempre nos quedará la Educación Nutricional, modificar los hábitos insanos de la población y sustituirlos paulatinamente por otros beneficiosos y saludables, pero a veces, no hay tiempo para la prevención; en ocasiones nos encontramos con una patología multifactorial y crónica, que requiere a los mejores profesionales.

El mejor equipo. Ya no es una opción, es una necesidad. Ni siquiera la justificación de que supondría un gasto económico elevado es consistente, pues el trabajo de la Educación Nutricional ahorra más dinero del que se invierte por cada DN. Hasta 4 veces más, por no hablar de la calidad de vida de la población que estamos mejorando. Una vez más, la pregunta es:

¿POR QUÉ?

¿POR QUÉ NO HAY DIETISTAS-NUTRICIONISTAS EN LOS HOSPITALES?

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *