pirámide dieta mediterránea

Dieta Mediterránea en España

Compartir

La Dieta Mediterránea es un concepto y una realidad cultural, social, territorial, medioambiental y que hemos heredado durante generaciones.

En el Mediterráneo los alimentos no son meramentes nutrientes… “no nos sentamos meramente a la mesa simplemente a comer, sino a compartir y disfrutar con la comida”(1).

Además de ser un estilo de vida, goza de gran actualidad y relevancia, superando en Internet los 16 millones de entradas(1).
No obstante, y siguiendo con las conclusiones del trabajo de Moreiras (2014), la dieta actual mediterránea española y este estilo de vida asociado se va alejando progresivamente del patrón de dieta saludable. Lo que nos hace preguntarnos el por qué de la pérdida de adherencia a este estilo de vida saludable.

Entre las recomendaciones (2) de la Dieta Mediterránea destacan los siguientes alimentos diariamente:

– 1-2 Raciones (R) de fruta y 2 o más R de verduras y hortalizas.
– Para el consumo de cereales, se recomienda 1-2 R en cada comida principal (desayuno, comida y cena). Y recordar escoger preferiblemente alimentos integrales.
– Además el aporte de agua debe estar entre 1.5 y 2 litros al día, aumentando estos valores en época estival y si se realiza actividad física intensa o duradera.
– Como apreciáis en el centro de la pirámide, se sitúa el aceite de oliva, que debe ser la grasa principal para cocinar y aderezar, aunque controlando la cantidad.
– En cuanto a productos lácteos se recomiendan 2 R al día.
– Frutos secos, aceitunas u otras semillas, se recomiendan 1-2 R al día, es decir 1-2 puñados. También se fomenta el uso de especias, hierbas aromáticas, el ajo y la cebolla.

El resto de alimentos se aconseja para consumo semanal:

– Carnes blancas 2 R.
– Pescado y marisco 2 o más R.
– Huevos 2-4 R.
– Legumbres 2 o más R.
– Patatas 3 o menos R.
– Carnes rojas menos de 2 R.
– Embutidos y carnes procesadas 1 R o menos.
– Dulces menos de 2 R.
Según el estudio DAFNE (European Data Food Networking), seguimos teniendo consumos de pan, aceite de oliva, fruta, verdura, legumbres y pescado superiores a los del centro y norte de Europa (1), aunque esto no quiere decir que sean datos deseables.

De hecho, en España nos hemos alejado paulatinamente desde hace 40 años de este patrón para aproximarnos a dietas occidentalizadas de comida rápida, salada, preparada y sedentarismo, que tan cara les ha costado a países como EE.UU. por citar un claro ejemplo y también la magnitud de la pandemia que supone no sólo la obesidad, sino el incremento del riesgo cardiovascular, y el aumento tan significativo de la tasa de mortalidad.

No olvidemos que la salud depende de nuestras acciones, y aunque la dieta Mediterránea no es la única opción de dieta saludable, es una buena elección alimentaria.

Referencias:

1. Varela Moreiras G. La Dieta Mediterránea en la España Actual. Nutr Hosp. 2014;30(Supl. 2):21–8.
2. Fundación Dieta Mediterránea. Pirámide de la Dieta Mediterránea [Internet]. 2010 [cited 2015 Jan 30]. Available from: http://dietamediterranea.com/dietamed/piramidedietamediterranea_descarga.pdf

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *