De la cocina al mercado y viceversa

Compartir

La selección de alimentos es fundamental para la elaboración de platos con alto valor nutricional.

Debemos seleccionar alimentos como frutas, verduras, cereales integrales o alimentos frescos y legumbres. En vez de alimentos refinados o ultraprocesados, platos ya elaborados, embutidos (que contienen una alta proporción de grasa y sal), postres, dulces o snaks.

No comprar ni tener cerca estos alimentos superfluos será importante ya que no caeremos en la tentación de consumir estos alimentos con poco valor nutricional, y podremos cocinar alimentos saludables.

Por lo tanto el consejo es seleccionar alimentos vegetales al gusto, e innovar en la cocina, combinando técnicas culinarias con ingredientes para conseguir verdaderas recetas únicas y sabrosas.

La amplia variedad de la cocina vegetariana ofrece grandes posibilidades, pero en combinación con otros alimentos como la carne y el pescado, las posibilidades son aún mayores.

No olvidemos que al cocinar nosotros mismos controlamos todos los ingredientes. Pero en cambio, comer fuera de casa implica lo contrario, y además descuidamos otros aspectos, aumentando el consumo de alcohol, dulces y grasas.

Unas buenas recetas para incluir en las comidas principales pueden ser:

-Pan integral

-Ensalada de arroz

Ensalada de arroz
Seleccionando los alimentos favoritos en la ensalada, la adición de arroz puede convertir este plato en plato único en las comidas principales.

-Sofrito de verduras con especias

Sofrito de verduras
El sofrito de verduras es un plato muy saludable y característico de la Dieta Mediterránea

-Pasta integral con verduras y salsa de queso

pasta con verduras, salsa de queso y pimienta
Pasta integral con pimiento, ajo, cebolla y salsa de queso con pimienta orégano y albahaca

Recuerda utilizar el aceite de oliva virgen extra como principal grasa de adición y en la cocina, pero controlando la cantidad, especialmente si queremos controlar nuestro peso.

Una estrategia importante para mejorar la calidad de nuestra alimentación es elaborar una buena lista de la compra. En ella debemos incluir principalmente frutas, verduras, hortalizas y alimentos frescos.

Recuerda hacer la compra en un comercio local, para fomentar el cuidado del medio ambiente. El imparto ambiental de comprar en grandes superficies es altísimo, y consumir alimentos producidos a miles de kilómetros no tiene mucho sentido.

Conclusión

En tu mano está disminuir el consumo de agua, energía, gases de efecto invernadero, contaminación atmosférica y acústica, y mejorar el comercio local de tu barrio y tu ciudad.

Recuerda, que si no compramos alimentos superfluos y ultraprocesados, es más difícil consumirlos.

 

 

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *