Alimentación, nutrición y dieta

Compartir

¿Qué diferencias hay entre la alimentación, la nutrición y la dieta? ¿Qué significa cada concepto?

 

La alimentación es el proceso por el cual ingerimos alimentos, es educable, puesto que es eminentemente cultural, depende de la disponibilidad de alimentos, del horario y las costumbres, de la religión, de las preferencias personales…

La nutrición en cambio, es el proceso por el cual aprovechamos y asimilamos los alimentos que ingerimos, también depende de las características personales, de la fisiopatología, de la edad, pero esta en cambio no es educable, es un proceso pasivo, y que realizamos sin intención ni voluntad.

Nutrirnos es una necesidad vital, tampoco podemos permitirnos prescindir de la nutrición.

Determinados esfuerzos requieren una alimentación más completa puesto que las necesidades energéticas y nutricionales son mayores en comparación con sujetos sedentarios, esto es lo que abordaremos la primera parte, pero antes, volvamos la mirada a la alimentación, y hacia una educación deseable de los hábitos alimentarios.

Recientemente se ha visto que es más efectivo abordar la educación alimentaria desde un prisma global, con varias y moderadas recomendaciones alimentarias, frente a tratar de mejorar los hábitos uno por uno paulatinamente, o abusar del número de recomendaciones (1).

Así mismo, los objetivos y las recomendaciones iniciales deben ser fáciles de conseguir, pese a que personas más motivadas y orientadas hacia la tarea (salud) puedan permitirse unos objetivos/ recomendaciones más exigentes.

Hay que tener en cuenta que el fracaso es mucho más desmotivador que conseguir los objetivos poco a poco, aunque sea muy lentamente.

Recientemente Yolanda Fleta y Jaime Giménez han publicado un libro (2) bajo el título de Coaching nutricional, en el que abordan estrategias de coaching para mejorar la alimentación de las personas y ayudar a conseguir los objetivos propuestos.

 

El coaching se define según la ICF, International Coach Federation, la mayor organización mundial para esta práctica, como la “relación profesional continuada que ayuda a obtener resultados extraordinarios en la vida, profesión, empresas o negocios de las personas”.

A través del proceso de coaching, el paciente o cliente profundiza en su conocimiento, aumenta su rendimiento y mejora su calidad de vida, por lo que se le considera actualmente como el arte y la ciencia de facilitar el cambio autodirigido (3).

 

Sí, la educación alimentaria y el coaching nutricional nos pueden ayudar a mejorar nuestra dieta, pero veamos antes la definición de esta.

 

Etimológicamente significa estilo o régimen de vida, “diaeta” proviene del latín que a su vez proviene del griego.

 

La palabra dieta puede utilizarse como sinónimo de alimentación. Así quedaría próxima a la segunda acepción de la RAE: “Conjunto de sustancias que regularmente se ingieren como alimento.”

La primera acepción hace referencia a la alimentación de los enfermos, y la tercera al ayuno: “coloq. Privación completa de comer.”

Faltaría una acepción más amplia de la palabra dieta, es decir, lo que la mayoría de gente entiende por dieta a la hora de usar este término: dieta hipocalórica o dieta restrictiva:

 

“Estoy a dieta.”

“He empezado una dieta nueva”

“El médico me ha puesto a dieta”

 

También es verdad que la dieta se entiende como un tipo de alimentación destinada a conseguir determinado fin: dieta para hipertrofia muscular, dieta para definir, dieta para perder peso…

aceite oliva

Pero a fin de cuentas, la dieta no es más que nuestra alimentación.

Hay gente que puede ir a la moda en dietas, y seguir la más popular del momento (y no atender a sus necesidades nutricionales) pero en cambio hay gente que prefiere mantener una alimentación y un estilo de vida saludable.

¿Tú qué tipo de persona prefieres ser?

 

Referencias:

 

  1. Wilson K., Senai I., Durantini M., Sánchez F., Hennessy M., Spring E., et al. When it Comes to Lifestyle Recommendations, More is Sometimes Less: A Meta-Analysis of Theoretical Assumptions Underlying the Effectiveness of Interventions Promoting Multiple Behavior Domain Change. Psychol Bull. 2015;141(2):474–509.
  2. Yolanda Fleta, Jaime Giménez. Coaching nutricional. Haz que tu dieta funcione. Primera. Barcelona: Penguin Random House; 2015. 273 p.
  3. Marques Lopes I. Coaching nutricional, un camino para conseguir cambios. Rev Esp Nutr Humana Dietética. 2014;18(1):1–2.

3s comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *