copas de vino

El alcohol con moderación aumenta el riesgo cardiovascular y de cáncer

Compartir

¿Te han dicho que una copita de vino es buena para el corazón? ¿Te has preguntado porqué si el alcohol es malo, el vino puede ser saludable? La respuesta seguramente esté condicionada por los intereses económicos de la industria de las bebidas fermentadas.

Para la economía de las industrias de las bebidas con alcohol, claro que es saludable que la población consuma una copa de vino al día, incluso dos. Pero no es saludable para tu corazón ni para tu salud cardiovascular.

Esta entrada va dirigida a dos grupos de población, por un lado a los que todavía creen o defienden que una copita de vino es buena para el corazón, o que el alcohol con moderación es sinónimo de salud cardiovascular.

Y por otro lado a aquellos que quieran debatir este acalorado tema con algo más de información científica, y salgan de las arenas movedizas de los estudios financiados por la potente industria del alcohol.

Espero que formes parte de este segundo grupo. Por lo menos, al final de leer el texto completo.

Durante mucho tiempo, incluso se ha recomendado el consumo responsable de alcohol de baja graduación (vino y cerveza), y parte de la responsabilidad es de los profesionales sanitarios que perpetuaron esta recomendación.

Debimos haber analizado críticamente el alcance de esta recomendación, y previamente ver si de verdad había evidencia que la justificase, si compensaba frente a los riesgos, muchos no lo hicimos.

pirámide dieta mediterránea
PIRÁMIDE DE LA DIETA MEDITERRÁNEA

Los dogmas de la SENC o la Fundación Dieta Mediterránea se han transmitido como mandamientos, y han puesto en peligro la salud de un porcentaje considerable de la población.

Evidentemente, la dosis importa, y el riesgo por tomar una copa de vino es menor que por tomar 4 copas al día.

Los aficionados a estas bebidas puede ser que lo sigan haciendo (o no), es su elección, pero lo que no es admisible es inducir a personas abstemias a consumir una droga, que por muy legal que sea, no es inocua; 1 de cada 8 muertes está relacionada con el alcohol, y recordemos que en España, el 90% de la población lo consume de manera habitual (Basulto y Cáceres 2016).

consecuencias del consumo de alcohol
El alcohol causa más perjuicios a los demás que al propio consumidor: robos, accidentes, peleas, violaciones…

Así, si escucháis a alguien defender a ultranza el consumo moderado de alcohol, o cita algún otro estudio como Efectos cardiosaludables de la cerveza con y sin alcohol, en el que se diga que “existe un gran consenso sobre la reducción de riesgo cardiovascular en los bebedores moderados” podréis contestar con artículos más interesantes y en los que no colabore la Asociación de Cerveceros de España.

Vamos con algunos de ellos.

Esta revisión en particular está publicada en 2014, igual que la anterior, pero llegan a conclusiones opuestas. Tras analizar 261.991 individuos de descendencia europea de 56 estudios, los autores concluyen que reducir el consumo de alcohol, incluso en bebedores moderados o que consumen bajas cantidades, se asocia a una mejora de la salud cardiovascular (BMJ 2014; 349:G4169). El texto está en open access.

 

Si todavía, no te he convencido puede que te interese saber que el alcohol está detrás del 3% de las muertes por cáncer.

Cada bebida alcohólica diaria puede aumentar el riesgo de cáncer de mama entre un 10-12%.

También aumenta el riesgo de padecer cáncer de boca, orofaringe, esófago, laringe, colon, recto e hígado. No hay una cantidad segura de alcohol (Basulto y Cáceres 2016).

Además, en el cáncer, más que la procedencia del alcohol, importa la cantidad de este: como en la mayoría de tóxicos. No se trata de aconsejar más vitamina C, a consumidores de alcohol o fumadores, se trata de no beber alcohol, y no fumar. Si ya has empezado, busca estrategias para reducir o eliminar el consumo de estas sustancias.

Pero, ¡El alcohol aumenta el colesterol HDL!

El colesterol ha sido quizá uno de los estandartes de las industrias del alcohol para justificar sus beneficios cardiosaludables. Bajo el ligero descenso de LDL y el aumento de la fracción de lipoproteínas de alta densidad que transportan el colesterol en la sangre (HDL), la industria del alcohol ha justificado el consumo de alcohol para las dislipemias.

Pero se olvidan de otros tratamientos o hábitos saludables que también lo hacen, y no tienen efectos adversos ni aumentan el riesgo de padecer cáncer. Son mucho más sanos, baratos y producen complicaciones.

Tú decides qué hacer para mantener una buena salud, pero recuerda que el ejercicio ofrece mil beneficios adicionales al de controlar tu colesterol, y seguramente con 1000, me quedo corto. Aquí tenéis algunos relativos al ejercicio cardiovascular.

Corre
¡Tú decides tu camino!

Otra alternativa para mejorar tu colesterol es aumentar el consumo de alimentos de origen vegetal, y reducir los alimentos procesados y de origen animal.

Espero haber aportado un poco más de luz al tema, y haber sembrado en ti la semilla del espíritu crítico, ya no solo con este tema, sino con cualquiera.

 

Bibliografía

  • Más vegetales, menos animales. Julio Basulto y Juanjo Cáceres. Debolsillo 1ª ed. Barcelona 2016.

3s comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *